Rusia tiene como favorito Republica Dominicana para la vacaciones

La clase media parece no tener obstáculos para vacacionar fuera del país, especialmente si escoge un destino relativamente barato y con buenos protocolos de bioseguridad como el nuestro.

Por ser la cuna del comunismo leninista, los dominicanos fuimos adoctrinados a despreciar a Rusia. Ni siquiera después de la caída del Muro de Berlín comenzamos a aceptarla como miembro del concierto de las naciones. Ha sido un motivo mercurial, sin embargo, que nos ha comenzado a cambiar esa percepción. Con la crecientes relaciones diplomáticas y comerciales y la oleada de turistas rusos que hemos estado recibiendo en los ultimos años las perspectivas de ahora parecen ser de un idilio indisoluble entre los dos países.

La Federación de Rusia tiene 17,098,242 km2 y una población de 146 904 396 habitantes. “Está dividida en 89 subdivisiones: 48 provincias, 21 repúblicas, 9 distritos autónomos, 7 territorios, 2 ciudades y una provincia autónoma.” Su gobierno ya no profesa la ideología comunista pero ejerce una democracia autoritaria donde el actual presidente (Putin) ha estado en el poder por más de 20 años. Rusia tiene las mayores reservas de recursos energéticos y minerales del mundo aún sin explotar, y es considerada la mayor  superpotencia energética. Posee las mayores reservas de recursos forestales y la cuarta parte del agua dulce sin congelar del mundo.

Rusia tiene como favorito Republica Dominicana para la vacaciones

Muy a pesar de que la RD y Rusia establecieron relaciones diplomáticas en el 1945, no fue hasta el 2006 que nuestro país abrió una embajada en Moscú. Desde entonces varios importantes funcionarios de ambos países han realizado visitas mutuas y el embajador ruso concurrente tiene asiento en Venezuela. Mas de 3,200 dominicanos han egresado de los centros de educación superior rusos y a partir del 1995 los turistas rusos pueden visitar nuestro país sin visas. En reciprocidad, los dominicanos no necesitan visas para viajar a Rusia. Nuestro país abrió una oficina de promoción turística en Moscú en 2013, pero ha sido en los ultimos tres años que Rusia ha pasado a ser nuestro tercer mercado emisor de turistas después de Estados Unidos y Canadá. Actualmente nuestra embajada trabaja para lograr que los pensionados rusos reciban sus pensiones en nuestro país, lo cual aumentaría el numero de rusos con residencia.

Rusia es uno de los más grandes emisores de turismo en el mundo con más de 40 millones de turistas emisores en el 2019. Algunos analistas reportan que los turistas rusos gastan más en promedio que los europeos. Los países que reciben el mayor volumen de turistas rusos son Turquía, Finlandia y Kazakstán. Internamente, el resort más importante de Rusia es Sochi, una ciudad ubicada en el Mar Negro de unos 500,000 habitantes y con decenas de playas en una línea de costa de 146 kilómetros. El volumen anual de visitantes a Sochi es más de cuatro millones, principalmente durante el verano.

Entre 2017 y 2020 un millón de turistas rusos visitaron nuestro país, recibiendo en el 2010 unos 85 mil . La aerolínea rusa Transaéreo comenzó en ese año a realizar vuelos chárter desde Moscú y San Petersburgo a Punta Cana, mientras Aeroflot comenzó a realizar vuelos regulares tambien desde eso año en la ruta Moscú-Punta Cana-Moscú. Según el Banco Central (BC) ya para el 2019 el volumen de rusos había subido a 217,082, agolpándose entre los ultimos meses del año. (Cuba recibió apenas 178,000 ese año, aunque son hoy el primer mercado emisor para la isla por el desplome de los mercados canadiense y estadounidense.) En el 2020 hubo un bajón significativo al solo llegar 75,847, y solo durante los primeros tres meses y ultimos cinco meses. No hubo trafico entre abril y julio por las prohibiciones pandémicas del gobierno ruso.

Fuente: Embajada de la Republica Dominicana en Rusia

Solo en diciembre de 2021 llegaron 52,000 rusos al país. Sorprende, sin embargo, que para el 2021 el BC reporta una dramática reducción del flujo con un total de apenas 2,845 turistas llegados en los ultimos tres meses del año. Esto contrasta con la creciente conectividad aérea: en agosto del pasado ano ANEX Tour, propietario de la línea aérea Azur, había anunciado tres vuelos semanales al aeropuerto de La Romana. Tambien que Aeroflot comenzó en octubre tres vuelos semanales desde Moscú a Punta Cana. “Entre enero y agosto Rusia movilizó 9.582 turistas, de los cuales 6.818 llegaron en el último mes. Esto es lógico ya que fue entonces cuando comenzaron a aceptar chárteres desde Rusia, realizados por los operadores turísticos Coral Travel, ANEX Tour, PEGAS Touristik y Intourist.” Todo parece indicar que el BC ha sido negligente en la actualización de sus estadísticas turísticas para el 2021.

Si bien en los primeros meses del 2021 los rusos llegaban a cuentagotas por la pandemia, “en agosto llegaron 7,027 turistas, y ese mismo mes el gobierno ruso dio apertura total a sus fronteras para la RD. Hubo contactos, mensajes, c comunicación, indicios de que estaba ocurriendo un cambio significativo. En septiembre llegaron 22,494 turistas desde diversas ciudades y zonas de Rusia, en octubre llegaron 59,232 turistas, en noviembre 46,401 turistas y en diciembre rompieron el récord con 51,838 turistas.” “El pasado 11 de octubre marcó un récord para República Dominicana con el vuelo inaugural desde Krasnoyark, siendo el enlace en tiempo de vuelo y recorrido más largo de la historia del país. El Boeing 777 recorrió 11.550 kilómetros en un tiempo de 14 horas y 40 minutos; en este primer enlace transportó 440 turistas rusos.”

Esta avalancha aérea coliga con lo que reporta nuestro diligente Embajador en Rusia Hans Dannenberg. Actualmente son mucho más los vuelos provenientes de Rusia: un vuelo diario desde Moscú a La Romana por Azur, y uno diario de Moscú a Punta Cana por Aeroflot, otro por Norwind y otro por Royal Flight. A eso se añade dos vuelos semanales a La Romana desde San Petersburgo y uno semanal desde Moscú a Samaná y otro a Puerto Plata. Cada diez días vienen tambien vuelos de las diversas regiones de Rusia: Nobosivirak, Kazan, Uffa, Roston, Ekaterinburgo, Krasnodar. En otras palabras, hay cuatro vuelos diarios desde Moscú, dos vuelos semanales desde San Petersburgo y dos semanales desde Moscú a Samaná y Puerto Plata, además de por lo menos seis cada diez días.

Una de las ventajas de la distancia que deben recorrer esos vuelos es que los turistas rusos se quedan en el país de 10, 14 y 21 días. Se ha reportado también que los rusos gastan unos US$155 por día, frente al promedio general de US$133 de todos los turistas. Del ruso se dice que “la experiencia la vive más intensa porque sale de los hoteles y se integra. Por eso también tenemos muchos rusos que repiten”. Un reciente editorial de Acento.com.do destacó otras ventajas del turismo ruso: “Es un turismo que nos ha ido sumando capacidades y que al mismo tiempo ha ido llevando grandes cantidades de productos dominicanos. Los rusos llegan al país y cuando se marchan, dos y tres semanas después de haber llegado, se llevan grandes cargas de ron dominicano, de tabaco, de frutas tropicales, porque las aeronaves que los recogen tienen espacio suficiente para transportar grandes volúmenes que los rusos han ido descubriendo. Ahora en las ciudades desde donde vienen los rusos hay puestos de frutos tropicales dominicanas, como el mango, la piña, la lechosa, la guayaba, y hasta ha habido dominicanos que han descubierto oportunidad de negocios y se han comenzado a instalar en Rusia con ofertas de frutas dominicanas.”

Nosotros pues les mandamos las frutas y ellos nos mandan los turistas. Parece un idilio perfecto, cocinado hace algunos años por una atracción por el Caribe en vez de Sochi y luego por el aciago de una pandemia brutal. En esto no emergen tintes ideológicos, aunque nuestros vecinos del norte pudieran gesticular geopolíticamente. Su economía podrá estar resentida por el impacto de las sanciones derivadas de su ocupación de Crimea, pero la clase media parece no tener obstáculos para vacacionar fuera del país, especialmente si escoge un destino relativamente barato y con buenos protocolos de bioseguridad como el nuestro. Los chinos preferirán a Europa para sus viajes, pero por ahora a nosotros nos prefieren los rusos. ¡Bienvenidos sean, aunque la Organización Mundial de la Salud todavía no haya reconocido la vacuna rusa Spunik y Venezuela este atrayéndolos a su Isla Margarita!

Deja un comentario